Comienzan a ratificarse medidas que obligan la instalación de dispositivos medidores de CO2 en bares y restaurantes

La Xunta de Galicia ha aprobado una nueva normativa que busca prevenir los contagios en los locales de hostelería.

La nueva directiva entra en vigor el 23 de abril y obliga la instalación de sistemas de control de CO2 para medir la calidad del aire.

La calidad del aire, factor de seguridad clave para los interiores

La importancia de la calidad del aire como factor de seguridad gana peso en los últimos meses. La creciente preocupación por minimizar los riesgos de contagio por COVID-19 en espacios cerrados ha hecho que algunas comunidades comiencen a legislar para garantizar una mayor salubridad del aire en espacios cerrados.

En este sentido, la supervisión y el control de factores como el CO2 y los compuestos orgánicos volátiles (COV) contribuyen no solo a proteger la salud de clientes y trabajadores, sino que además van en beneficio de la experiencia y el bienestar en hoteles, bares, comercios, oficinas y restaurantes. 

Esto hace que muchas cadenas de hospitality y propietarios de negocios de hostelería empiecen a estar interesados en las ventajas que conllevan la instalación  de estos dispositivos de monitorización.

Para dar respuesta a las nuevas necesidades del sector en ITM Global ya contamos con los productos y con el personal cualificado para la instalación y mantenimiento adecuado de este tipo de soluciones. Dentro de nuestra cartera de productos Smart Building se perfila como la opción perfecta para llevar un control constante de la salubridad del aire.

Los sistemas IoT de ITM Global ayudan a controlar la calidad del aire

Con Smart Building la calidad del aire en negocios de hostelería siempre está bajo control

ITM Global ofrece el sistema Smart Building pensando en el bienestar y la salud de las personas en todo tipo de espacios del sector hospitality. Con esta innovadora solución tecnológica se puede controlar las condiciones ambientales para garantizar una calidad de aire óptima en todo momento.

Smart Building permite monitorizar, controlar y gestionar dos variables fundamentales para garantizar la máxima salubridad del aire y la seguridad:   

✔ Nivel de concentración de compuestos orgánicos volátiles (COV)

Los compuestos orgánicos volátiles (COV) son partículas gaseosas con diferentes grados de toxicidad que pueden contaminar el aire que respiramos. El nivel de concentración de estas partículas en el aire afecta directamente sobre su calidad y, en consecuencia, sobre la salud de quienes lo respiran.

✔ Nivel de concentración de C02

Respirar aire en entornos cerrados con niveles de CO2 de entre 500 y 700 ppm se considera aceptable, pero superar los 800 ppm supondría un riesgo para la salud.

¿Cómo funciona Smart Building?

Cuando los sensores registran excesos en los valores de cualquiera de estas dos variables el sistema te avisa.  La herramienta ofrece información de manera continua para que tomes las medidas necesarias. La mejor acción para revertir posibles situaciones de riesgo es la rápida aireación de los espacios. En minutos los niveles de concentración de COV y CO2 vuelven a los niveles óptimos de seguridad y salubridad.

Un sistema de fácil y rápida instalación

Para comenzar a controlar la calidad y respirar tranquilo en todos tus espacios no son necesarias grandes obras. Su instalación es rápida y sencilla, en un breve periodo de tiempo podrás comenzar a disfrutar de las ventajas de medir todo lo que importa para tu negocio.    

Si necesitas más información rellena nuestro formulario de contacto. Uno de nuestros especialistas te ofrecerá, sin compromiso, una demo adaptada a tus necesidades.

Deja un comentario